Las lecciones del Chaco Paraguayo

38 aguas 1Con esta obra, el Chaco promete convertirse en un nuevo polo de desarrollo en ParaguayCésar Guzmán, gerente regional de Ventas de O-tek Argentina, nos contó la historia de la venta de los tubos de la empresa del Grupo Orbis, O-tek, al gobierno paraguayo para el acueducto del Gran Chaco.

“El proyecto realmente da para un libro, no para una nota porque tiene muchísimos matices, desde lo estrictamente material y logístico, hasta lo geopolítico”, aseguró César Guzmán, gerente regional de Ventas de O-tek Argentina.

Y es que O-tek tuvo que negociar directamente con el gobierno del país del Cono Sur, cuando generalmente trabaja con las constructoras, pero el Estado decidió, para este proyecto especial, que la construcción y los insumos se licitarían de manera separada. “Fue muy difícil porque irremediablemente una empresa industrial como nosotros no tiene ese ejercicio que tiene la constructora de presentarse en ese tipo de compulsas”, comentó César, sin embargo, aunque el ejercicio fue demandante, se convirtió en un logro sobresaliente.

Hoy la compañía está sembrado su buen nombre en otros países. En Paraguay ya la reconocen como un proveedor de soluciones, como una empresa seria que cumple con lo que dice y que si se le pide un poco más también lo da.

38 aguas 2El acueducto de 200 km se dividió en dos (2) lotes para la licitación de 2012, inicialmente O-tek recibió la adjudicación del lote 1 por 101 km.El acueducto de 200 km se dividió en dos (2) lotes para la licitación de 2012, inicialmente O-tek recibió la adjudicación del lote 1 por 101 km. “Ahí empezó un proceso de aprendizaje de cómo lidiar con un ente estatal fuera de Argentina, en el caso mío, que fui el Proposal Manager, y pasaba semanas enteras negociando en Paraguay”, contó César.

La provisión de ese primer lote se logró al 100% con todas las vicisitudes del caso, “porque es un terreno sumamente hostil, los accesos son imposibles sobre todo en épocas de lluvia. Hemos tenido gente varada allí durante días, camiones y cargas completas, además, la temperatura tiene picos de más de 50° y muy poca infraestructura, no hay servicios que estén a la altura de este tipo de proyectos”, describió César.

Fuera de la común

O-tek incluso fue más allá, asesorando al gobierno paraguayo en temas de ingeniería porque no contaba con expertos entre sus funcionarios, mientras que los colaboradores de O-tek ya habían trabajado en proyectos similares en Argentina.

38 aguas 3Hoy O-tek provee 170 de los 200 km del acueducto.En 2015 concluyeron la provisión del primer lote, mientras tanto, el otro lote, en el que estaba trabajando una empresa brasileña, quedó trunco porque quebraron y dejaron la labor en un 30 %. En febrero de este año, Paraguay abrió una nueva licitación para proveer los 70 km restantes, pero de nuevo una empresa brasileña se quedó con el contrato. Sin embargo, “la empresa no cumplía con nada de lo que se había pedido en el pliego de especificaciones, era una empresa ad hoc para esta compulsa y no tenía experiencia con certificados de calidad, ningún tipo de trayectoria, así que un órgano contralor del Paraguay terminó desestimando la oferta y adjudicando a O-tek los 70 km restantes. Hoy somos proveedores de 170 de los 200 km del acueducto”, cuenta César con orgullo.

El proyecto del Chaco puso a prueba a todo el equipo de O-tek en Argentina, que tenía que cuidar cada uno de los detalles para seguir abriéndose camino en la región, además de actuar fuera de su zona de confort. Ahora hace parte de la transformación de una de las regiones más abandonadas del Paraguay que con esta obra promete convertirse en un nuevo polo de desarrollo.