Grupo Orbis busca mantener los empleos y crecer en un año atípico

Con orgullo hacemos parte del especial de Revista Semana de las 100 empresas más grandes de Colombia. Esta vez, nos destacamos por la innovación social y por ser una de las empresas que agrega valor ambiental desde sus procesos y productos.

Fuente: Revista Semana

Este año el grupo empresarial, reconocido por las marcas Pintuco, Andercol, O-tek y Mundial, trabaja en mejorar resultados, garantizar empleos, mejorar entornos y fabricar productos amigables con el ambiente.

El próximo año el grupo Orbis cumplirá sus primeros 100 en el país. Los preparativos de esta celebración no han resultado como se esperaba, pero sus directivos han decidido aplicar la máxima según la cual si del cielo caen limones, hay que aprender a hacer limonada.

Enfocado en los negocios de pinturas (Pintuco), químicos (Andercol), aguas (O-tek) y comercio (Cacharrería Mundial), Orbis venía de registrar un gran año en 2019, después de superar algunos difíciles. Pero llegó la pandemia y con ella nuevos desafíos que han obligado a las empresas que lo integran a adaptarse a la nueva realidad.

En 2019, el Grupo totalizó 1,54 billones de pesos en ventas, con un crecimiento de 5,6 por ciento frente a 2018. Las utilidades sumaron 51.168 millones de pesos y lograron borrar las pérdidas por 4.686 millones de pesos de 2018.

Esto permitió pagar dividendos a sus accionistas, un hito para esta empresa, que desde 2016, debido a una enorme deuda generada por las grandes inversiones realizadas años atrás, no había generado las ganancias esperadas.

Con el buen resultado del año anterior, 2020 pintaba muy bien. Hasta el 15 de marzo, el Grupo Orbis crecía en ingresos y en utilidades por encima del 10 por ciento. De ese modo cumplía las expectativas planteadas para este año, dice Andrés Bernal, presidente del Grupo.

Sin embargo, la covid-19 les dio un vuelco a las proyecciones. El grupo logró prever lo que se avecinaba y tomó medidas al respecto al solicitar créditos bancarios para sostener la caja en los momentos difíciles de marzo y abril.

Pero la operación sufrió el impacto del virus. En marzo, las ventas cayeron 65 por ciento y varias de las empresas del Grupo se quedaron con un inventario importante. En abril bajaron 40 por ciento.

Para pasar el bache, la compañía ha adoptado varias medidas. Por un lado, aprovechó su capacidad industrial para producir gel antibacterial, que donó a la Policía, el Ejército y los hospitales, entre otros. También tomó medidas para asegurar los 3.000 puestos de trabajo que generan las empresas del Grupo e incluso contrató personal para tener un “equipo en la banca”, por si se llegaba a presentar algún caso de covid-19.

Igualmente, decidió vincularse con causas solidarias, como apoyar a los mayores de 60 años que pertenecen a su Club de Pintores (de la marca Pintuco), a quienes les entregaron mercados para aliviar la crisis generada por la pandemia.

Con la reactivación, a partir de mayo las empresas del Grupo, Pintuco, Andercol, O-tek y Mundial, se han venido recuperando. “Este año queremos alcanzar dos hitos: cerrar con resultados positivos y mantener a toda costa los empleos”, asegura Bernal.

Pero más allá de la crisis y la difícil situación, hay una historia de transformación social que lidera la compañía desde su Fundación Orbis Pintuco. En el Grupo están convencidos de que cambiar la imagen de un espacio puede transformar la vida de las personas. Por eso, mediante la Fundación, lideran iniciativas enfocadas en mejorar viviendas, espacios comunitarios e instituciones educativas con el propósito de dignificar la vida de las personas.

Para lograrlo, ha habido jornadas en las que, además de pintar las casas y darles un nuevo aire a los entornos de poblaciones vulnerables, intervienen espacios vandalizados que restauran para las comunidades.

Entre los proyectos más destacados está la recuperación de la comuna 13 de Medellín, que permitió a los habitantes de esta zona convertirla en un atractivo turístico gracias a un tour de grafitis pintados por los propios habitantes del sector. También en Bogotá, la Fundación ha hecho intervenciones que benefician a 84.000 habitantes de 66 barrios en nueve localidades, al pintar más de 64.000 fachadas. Además lidera el proyecto del megamural La Mariposa en Usaquén. Bernal asegura que es increíble la cantidad de beneficios que trae a la población un cambio visual. “Eso genera orgullo en la gente, dignifica su vida y además los ayuda a dinamizar su economía”, añade.

Futuro ambiental

La emergencia también ha confirmado la necesidad de darle un respiro de la contaminación al planeta. Y Grupo Orbis ya ha dado pasos al respecto.

Al efecto pusieron en marcha medidas para ahorrar agua y energía en sus procesos de producción e instalaron en el mercado productos ecoamigables en varias de sus marcas. De ellas se destaca una línea que seguramente dará grandes réditos en un futuro y que aportará más a esta lucha. Se trata de un sistema desarrollado por el Grupo, que permite reciclar botellas PET de color ámbar, producto generalmente no reciclado producido en grandes cantidades en el mundo. Con un proceso industrial, estas botellas se convierten en materia prima para producir postes de energía, tuberías y elementos de construcción.

En el caso de los postes, resulta muy beneficioso, pues pesan solo 60 kilos y los pueden instalar dos o tres personas. Eso representa una gran oportunidad para llevar energía a las zonas más apartadas del país con menos riesgos de accidentes.

Los tubos fabricados con resina proveniente del reciclaje PET para el alcantarillado pueden durar hasta 150 años –los de concreto o hierro tienen entre 20 y 30 de vida útil– y su instalación no interfiere en el tráfico de la ciudad.

En 2019, Andercol transformó más de 500 millones de botellas PET en 35.000 toneladas de resina. En el caso de O-tek, el 95 por ciento de resina PET sirvió para fabricar tuberías.

En este proceso genera alianzas con empresas productoras de estos envases para crear conciencia del reciclaje en los hogares colombianos. Además, tiene un nuevo reto: reciclar y transformar botellas PET de aceite.

Todavía hay mucho por hacer, reconoce Bernal. Tiene claro que si una empresa le agrega valor ambiental a su operación, tendrá un futuro prometedor. Y hacia allá van.

 

CONTACTO
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
(+574) 356 7000


SÍGUENOS